CATEDRAL DE SAN MIGUEL Y SANTA GÚDULA – BRUSELAS

La Catedral de San Miguel y Santa Gúdula (Cathédrale Saint-Michel et Sainte-Gudule), es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Bruselas.   Está considerada como la principal iglesia católica de Bélgica. y es tan parecida a Nôtre Dame de París que, a primera vista, es como si hubiera salido de las mismas manos.

PORTADA CATEDRAL

Su construcción, de estilo gótico, se inició a principios del siglo XIII sobre una construcción románica del siglo XI y duró dos siglos. La fachada tiene dos torres de entre 1470-1485, construidas por Jan van Ruysbroeck, con piedra de Gobertange.

NAVE CENTRALLa catedral fue conocida como la Iglesia de San Miguel hasta el año 1047, cuando depositaron en su interior los restos de Santa Gúdula, fallecida en el año 712.  A partir de entonces, tomó el nombre de San Miguel y Santa Gúdula. A pesar de su antigüedad, la iglesia no adquirió el título de catedral hasta 1961.  Su estado de conservación es perfecto.   Entre 1983 y 1989, fue sometida a una importante restauración.

TRASERA PÚLPITO Y NAVE LATERAL

El interior de la catedral es muy sobrio.  Saqueada en varias ocasiones por parte de los iconoclastas protestantes y los revolucionarios franceses.   Pese a ello, conserva un aspecto impresionante.

La nave y el transepto son de los S. XIV y XV,  de estilo gótico brabantino, un estilo nacido a finales del S. XIII, que deriva del gótico francés .

Situado a la derecha de la nave central, llama la atención un precioso púlpito barroco tallado en madera en el año 1699,  obra de Hendrik Frans Verbruggen. La escultura representando escenas del antiguo y nuevo testamento, adquiere un protagonismo tal, que enmascara su función de mueble.

PÚLPITO

Unos originales confesionarios de roble del siglo XVII, las enormes estatuas situadas en las columnas y algunas vidrieras  conservadas perfectamente.

VIDRIERA DE JEAN-BAPTISTE CAPRONNIER (S. XIX)

El «Tesoro» de la catedral se encuentra en la Capilla del Santísimo Sacramento, guardado celosamente por un pórtico de hierro forjado del siglo XVIII. En su interior se guardan multitud de objetos litúrgicos y religiosos, como algunas túnicas, cruces, relicarios, cálices, varios retablos y esculturas.

En la capilla destacan varias vidrieras, más largas que las del resto de la catedral, que datan de 1540.

CRIPTA DE LA ANTIGUA IGLESIA ROMÁNICA

Interesante también su cripta románica, perteneciente a la antigua colegiata y descubierta en 1991.  Su visita te da una idea de como fue la primitiva iglesia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *